viernes, 2 de marzo de 2012

Capitulo 12


Al día siguiente no me levanté hasta pasadas las doce, y gracias a que mamá y Lisa vinieron a despertarme, cuando vieron que me había despertado mamá se fue, pero Lisa se dio cuenta de que me pasaba algo. Ojalá no se diera cuenta de las cosas tan rápido!
-Cindy…que te ha pasado?
-nada-dije, y me volví a tapar con las sabanas. Pero Lisa me destapó.
-Enserio Cindy…-yo no lo quería recordar.
-esta bien pero luego me dejaras tranquila vale?
-Está bien…
-Pues ayer Beck…estaba muy extraño… y rompió con migo…-Lisa sin pensarlo dos veces me abrazó. Y yo sentía que volvía a tener la necesidad de llorar, que otra vez no pude evitar…
Por las tarde me quedé sola en casa. No podía hablar con Avril porque estaba en Barcelona. Así que entré en Facebook y  busque el teléfono de Alison ya que nos llevamos bien el otro día así que pensé que estaría bien que quedáramos, además puede que ella sepa a que vino el cambio de idea de Beck. Marqué el numero en mi teléfono y la llamé.
-Diga?
-Hola Alison, soy Cindy.
-Hola Cindy necesitas alguna cosa?
-Estas ocupada esta tarde?
-No, porque? Que pasa?
-Necesito hablar con alguna amiga y no tengo a nadie a quien llamar… te parece si quedamos en mi casa y hablamos?
-Claro, no te preocupes enseguida voy para allí.
Y así fue, en diez minutos ya estaba en mi casa. Al llegar la saludé y subimos a la salita para hablar, le expliqué lo que pasó y ella me estuvo escuchando. Después de contárselo todo, hicimos su terapia infalible para las rupturas, que básicamente consistía en comer chocolate y ver películas para desahogarse. Se hizo tarde así que Alison se tuvo que ir porque había quedado con Tom. No quise cenar, me fui directamente a dormir. Volví a soñar con aquellos ojos azules tan familiares. Esta vez el sueño fue distinto, los ojos eran de una sombra, si pero esta vez la sombra tenia un brillo muy especial, era un brillo al que te daban ganas de acercarte.
A la mañana siguiente encontré una nota en la cocina de mamá, había vuelto a irse de viaje, decía que era muy urgente y que sentía no haberse podido despedir de nosotras. Abrí la nevera, y estaba bacía. Tuve que ir al supermercado a comprar cosa que no soportaba, sobretodo, porque me recordaba a Beck… Dejé una nota a Lisa y me fui camino al supermercado. Después de comprar emprendí el largo camino de vuelta. No te sientas mal… Otra vez! Aquella voz! La voz que escuché el día que mamá volvió a casa…Miré a mi alrededor y otra vez no había nadie que me estuviese hablando. Llegando a casa vi a alguien familiar a lo lejos, eran alguien que no conseguí adivinar quien era hasta que salió de la sombra, era Beck. Salía de un callejón con cara de preocupación y yo para que no me viera seguí camino de mi casa mas deprisa. Al llegar a casa estaba casi sin aliento, deje las bolsas y recogí la compra. Justo cuando terminé de recogerlo todo llamaron a la puerta. Era Alison. Estaba muy contenta.
-Hola que alegría que traes no?
-Si gran noticia!! Me caso!!-me apretujó sin dejarme respirar. Y no paraba de saltar.
-Me alegro!! Pero por favor deja de saltar y de gritar que me estoy empezando a marear!!-Alison se quedó quieta. Lisa estaba bajando las escaleras asombrada por la alegría de Alison.
-Que hacéis saltando como dos locas?
-Es que es normal, se va a casar.
-Enhorabuena!
-Por la tarde te vengo a buscar y vamos a celebrarlo! Adiós que tengo que irme.
-A..adiós…
-Buenos días Lisa durmiente.
-Buenos días.
-Preparamos la comida?
-Claro, tengo hambre.
-Normal. A las horas que te levantas…
Mientras preparábamos la comida me estaba mareando, no me encontraba bien así que después de comer le envié a Alison un mensaje diciéndole que no pasara a buscarme que estaba mala…me metí en la cama y a que me estaba subiendo la fiebre. Me quedé dormida, y al despertar vi a a Beck.
-Que haces tu aquí?-no entendía nada.
-Alison me dijo que te encontrabas mal y entonces vine a verte, y tu hermana me abrió. No te preocupes o te pondrás peor. Tienes mucha fiebre.
-Lo suponía, hasta he tenido alucinaciones hace días. Soñaba con alguien que brillaba hasta despierta también tenia alucinaciones, hasta me pareció verte un día por la calle….empezaba a marearme otra vez, así que me hundí en la cama otra vez.
-Lo siento seguramente estas así por mi culpa… no fuñe ningún suelo me vistes a mí, pero estaba intentando que no me vieras…la explicación es algo extraña, seguramente me tomaras por un loco. Pero antes de que te lo cuente, necesito que sepas que me costo mucho romper contigo… te quiero y siempre lo hare. La verdad de todo es… es que…soy…
-Que ocurre?
-Cindy no te culpare si decides no volver a verme porque pienses que estoy  loco…pero no expliques esto a nadie, yo soy un ángel…por eso rompí contigo, no quería que solamente estuvieras con migo solo porque te atraía por mi aura de ángel…y cuando me vistes, es porque acabo de descubrir que tengo un gen que me hace ser un ángel y mientras iba por la calle, como todavía no controlo mis poderes pues tuve un pequeño susto.-Me quede sorprendida, sorprendida es quedarse corta.
-Estas seguro?..
-Si, bastante seguro.-dijo riendo. Entiendo que no es lo mas normal que alguien te diga, sobretodo estando enferma.-Me senté en la cama.
-Eso explica tu…todo…y respecto a lo de antes, yo también te quiero…eres una gran persona…-me acerqué a Beck y le abracé. Beck se fue alejando.-No te vayas por favor…-le hice un gesto para que entrara con migo en la cama. Entró y Beck me abrazó y yo me quedé dormida entre sus brazos.

1 comentario:

  1. Me encanto el capitulo!!! Me encanta que ea un anngel! Laberdad no me lo eperava... Pero me encanto!!!

    Sigue escribiendo porfisss!!!

    ResponderEliminar